miércoles, 16 de abril de 2014

Semlor - Bollos Nórdicos y Al Olor del Pan!!



    En función de la cara que ponen mis hijos mientras horneo masas dulces, se con exactitud si van a ser un éxito o no. No falla nunca, eso de que no se despeguen de mi durante los diez minutos que dura su horneado y no me dejen ni moverme en la cocina significa que eso les mola un montón. Si encima ven que hay otros elementos por encima de la encimera que van a formar parte del resultado final, es cuando ya se me pegan como lapas a mi espalda y no los despego ni con aguarrás. Pero lo mejor es cuando me pongo a hacer las fotos, están como águilas mirando a la presa, no pierden ripio, van siguiendo mi objetivo y a la que ven que voy a cambiar de posición hacen amagos de tirarse a los bollos, es un trabajo de alto riesgo jajajaja, os lo puedo asegurar, con la excusa de mirarlos de más de cerca algún que otro dedo ha dejado huella en la nata que tanto trabajo me había dado para que quedara lo más harmoniosa posible. Normalmente suelo hacer doble cantidad para mientras uso una parte para retratar y sacarlos en el blog, la otra queda en la cocina para que los hambrientos ataquen como buitres y no me dejen ni las migas, pero en ésta ocasión como estamos a dieta , pues decidí no pasarme para evitar tentaciones. Pero no me he quedado sin comer, eso sí que no, porque no os podéis hacer una idea del olor que desprenden estos bollos nórdicos al hacerse. Es una auténtica delicia, te hace soñar, levitar...os pido por favor que los hagáis, una tarde de éstas que estáis de vacaciones y por esas cosas de la vida se pone a llover y se os chafan todos los planes, no hay mejor solución que ponerse a preparar estos semlor para devolver el sol, los arco iris, la alegría y el buen tiempo a vuestro día. Hace cosa de unas semanas la red se llenó de semlors, yo ni me enteré, como viene siendo usual jajaja, voy perdida y metida en mi mundo y me pierdo un montón de propuestas que surgen en la red, el caso es que mi querida Paula se dio cuenta enseguida y me escribió explicándome que se nos habían adelantado y si era mejor  cambiar de receta. En ningún momento se me pasó por la mente dejarlos para otra ocasión, desde que me regalaron el libro de Ibán Yarza y leí el entusiasmo y el cariño que desprendían sus palabras al describir el sabor de éstos bollos, que deseaba hacerlos. Así que seguimos con nuestro objetivo y os puedo confesar ahora mismo que aunque sean típicos de cuaresma, desde ya van a ser los dulces de todos los fines de semana de mi vida!! Me da igual si para quemar las calorías me voy a tener que hacer una maratón todos los días o cruzarme los Alpes a pie, no me importa nada en absoluto, todo vale por poder comerlos de nuevo. Con los ingredientes que se explican en la receta os salen unos 8 semlors, tienen un tamaño bueno, con uno por persona más que suficiente y nunca detrás de una comida copiosa. Por eso os decía para merendar o desayunar ( quizá esta opción es mejor, ya que contamos con el resto del día para ir gastando todas las calorías). Si es que yo me veo, el lunes de pascua, bien entrada la mañana  desayunando un buen café, algo de fruta, creps para los golosos de casa, pa amb tomàquet y algo de embutido y para terminar un semlor mhmmmmmmmm y después a buscar huevos de chocolate por el jardín!!! Eso es sagrado en mi casa desde que tengo hijos!! No hay lunes de pascua que nada más salir de la cama,  no coja las bolsas de chocolates y me ponga a esconderlos por todas partes, lo malo es si hace calor jajaja, en vez de huevos tienen puré de chocolate!! Luego se los raciono porque si los dejara se me comían la bolsa entera de una sentada y luego la que se pasa toda la noche  con el uniforme de enfermera soy yo atendiéndolos.




    Aquí este año se han juntado las vacaciones de pascua con las de primavera, así que tengo por delante dos semanas y media de días de descanso y relax. Que gusto!! Espero que todos los días sean tan fantásticos como estos últimos, Suiza con sol es una preciosidad. Detrás de casa tengo un bosque y hay algunas granjas, así que todo el camino está lleno de manzanos , perales y cerezos en flor!!! Cada día vamos a caminar unos cuantos quilómetros, y normalmente cuando vamos de bajada me paso todo el rato haciendo fotos.
Bueno, no quiero terminar  sin antes desearos a todos unas Felices Pascuas, tener cuidadín en la carretera y con el exceso de sol, disfrutar un montón y no paséis sin hacer los Semlors, yo sólo os digo que dentro de nada pienso irme a Suecia a descubrir nuevos dulces!! Pasar por el blog de mi querida amiga Paula, estoy segura que sus Semlors le habrán quedado de lujo!!

SEMLOR





INGREDIENTES

* 450g harina de fuerza
* 180-200g leche
* 70g azúcar
* 1 huevo ( 55g)
* 50g mantequilla
* 12g levadura fresca de panadero ( o 4 g de levadura seca)
* 5g sal
* 1 cucharadita de cardamomo recién molido

Relleno

* 125g almendra molida
* 100g azúcar
* 50-65g leche
* 200g nata para montar
* azúcar glass
* 1 huevo para pintar

ELABORACIÓN





1. Calentar la leche y derretir en ella la mantequilla. En cuanto esté tibia incorporar el resto de ingredientes. Amasar durante 8-10 minutos hasta que la masa esté lisa y brillante. Dejar que fermente hasta que doble su volumen en un bol cubierto con papel film en un lugar sin corrientes de aire.
2. Dividir la masa en porciones de 100g, hacer bolas  dejando el pliegue en la parte inferior. Colocarlas sobre papel de horno bien separadas entre sí, cubrir con un trapo de cocina limpio y seco y dejarlas dos horas levando. Una vez transcurrido el tiempo, pintarlas con huevo batido y hornearlas a 220°C ( Ibán marca a 230°C pero a mí se me doraron enseguida y preferí dejarlas a esta temperatura) durante 10 minutos. Si se doran en exceso cubrirlas con papel de aluminio y bajar la temperatura del horno a 200°C. Dejar enfriar.
Una vez fríos, cortar la parte superior del bollo en forma de rombo y con la ayuda de una cucharilla ir retirando una parte de la miga ( la uniremos al relleno de almendra).
3 Preparar el relleno: deshacer el azúcar en la leche caliente, unir la almendra molida y remover bien hasta obtener una pasta. Le uniremos la miga de los bollitos y mezclaremos bien. Rellenar los bollos con ésta pasta. Decoraremos con la nata recién montada aplicando una buena cantidad y colocaremos de nuevo la tapa. Espolvorear con azúcar glass.





   Así tal cual están buenísimos, pero si queréis alucinar pepinillos, lo mejor es servirlos con leche caliente en el cuenco, estos bollitos se van empapando y al meterlos en la boca se deshacen como si fuera mantequilla. Son una auténtica maravilla, sé que me he repetido como el ajo hoy contando lo deliciosos que son, pero es que hacía mucho tiempo que no comía algo tan excepcional. Que os aprovechen!!!! Felices Pascuas!!!

martes, 15 de abril de 2014

Recetas Thailandesas y las Cooking Challenges!!!




    Si ahora mismo me dijeran que tengo un billete a cualquier lugar del mundo lo tendría más que claro, mi destino sería Asia! Me fascina, me encanta...y mira que tengo poco de asiática, soy alta, el pelo rizado ( demos gracias a los champús alisadores y las horas de secador!!) y los ojos más redondos que una pelota, pero poco importa, sería feliz descubriendo nuevos rincones de esos países.
Aún recuerdo en una de nuestras visitas a Kuala Lumpur los  diferentes olores que te envolvían paseando por la calle procedentes de los puestos de comida callejeros, los mercados con toda esa variedad de verduras, frutas y especies que eran completamente desconocidas para mí...En el hotel ( una auténtico lujo asiático) había una discreta nota en la que se prohibía llevar a las habitaciones Durian, una fruta típica de esa zona y que es apreciadísima entre los locales, la consideran la reina de las frutas. La verdad es que no entendí el porqué de tal prohibición hasta que paseando por uno de esos mercados me ofrecieron probar una cosa parecida a la chirimoya con pinchos por la parte de la piel  y a lo gigante y por no hacerles un feo y con mi mejor sonrisa lo cogí y .... menudo asco, era como comer una mezcla de  vómito y una auténtica caca!!! Se me pusieron los ojos del revés, me puse verde sólo de olerlo, tuve que salir corriendo y por mucho que me puse colonia bajo las fosas nasales no había manera de que me desapareciera ese asqueroso olor!!! Los comerciantes se partieron el culo con mi reacción, al parecer era el deporte nacional, darle durian a los ignorantes turistas y apostar a ver cuál era su reacción!!! Que majos!!! Pero como yo soy fiel a mi máxima de probarlo todo ( menos insectos fritos, corazón del animal que sea y sangre de sapo, esas son mis excepciones y no me las salto por mucho que me hagan ojitos lastimosos y me ofrezcan dinero) pues yo seguiré cayendo en la trampa, y con lo más difícil, una sonrisa de oreja a oreja aunque se me ponga el pelo verde de la impresión. Lo cierto es que soy un poco tiquismiquis con lo de comer en los puestos callejeros, debe ser por deformación profesional, veo virus, toxinas y bacterias por todas partes sin necesidad de microscopio, pero es que todo huele tan bien que en más de una ocasión he decidido mirar para otro lado y llevarme a la boca algún que otro suculento producto.




    En la capital malaya hay un restaurante en lo alto de la Torre de Kuala Lumpur y para entrar los hombres no pueden llevar bermudas, así que a mi amado esposo le pusieron un clásico pero festivo sarong que le quedaba de miedo, jajajaja, cuando me enfado con él lo amenazo con quitarle todos los pantalones del armario y substituirlos por unos preciosos sarongs que me traje de allí. Una vez llegas arriba hay un surtido buffet con platos típicos malayos, todos tan exóticos y nuevos para el paladar que no podías más que tomar pequeñas  muestras de todos los platos para no perderte nada de nada. En una de esas que fui a visitar el buffet y al darme la vuelta me fui totalmente decidida a una mesa y cuál fue mi sorpresa cuando ni mi marido ni los amigos estaban allí, jajaja, me había perdido!! Yo me guiaba por la vista de las torres Petronas ( os acordáis de la peli de La Trampa con Sean Connery y Zeta Jones?, pues esas torres que salían en las últimas escenas), yo recordaba que cuando nos sentaron en la mesa yo las tenía delante y claro, al volver a mi sitio esa vista no coincidía con mi mesa jajaja, resulta que el restaurante era giratorio y yo no tenía ni idea jajajaja, el camarero pensaría que yo estaba atontada, dando vueltas buscando a mi marido con el plato en la mano!!!!
En los desayunos del hotel era donde más disfrutaba, allí descubrí el zumo de Guava, me volvía loca, en Singapur volví a enamorarme de esta delicia y cuál fue mi sorpresa que esa misma tarde me encontré en la habitación una botella con zumo recién hecho para mí, y así fue durante toda mi estancia en el hotel. Lo de aquel maravilloso hotel de Singapur no tiene nombre, cuando cuentan lo de lujo asiático no exageran ni un ápice. Mi marido en el hotel anterior pidió de la carta de almohadas dos de un tipo determinado de plumas y con un determinado grosor, pues cuando llegamos al otro hotel tenía esas almohadas que eran de su gusto.
Cada vez que salíamos de la habitación y al volver a entrar estaba todo como recién estrenado, es como si uno de esos camareros de planta estuviera escondido debajo de la cama y aprovechara cada salida de la habitación para colocarlo y dejarlo todo perfecto. Y como yo soy así y me chiflan descubrir los misterios de los grandes hoteles, abría la ducha, mojaba las mamparas, arrugaba la colcha de la cama, mordisqueaba un par de frutas y abría una de las botellas con agua helada que nos dejaban y salía de la habitación hasta el ascensor y me escondía jajajaja, a los cinco minutos volvía y alucinaba!!! La mampara de la ducha estaba transparente sin restos de gotas, la cama perfecta,las frutas substituidas por otras no mordidas y otra botella nueva al lado de la abierta!!!!! Bajé a recepción a preguntar dónde se escondía el encargado de mi suite, más que nada por no darme un susto si al abrir el armario me saltaba encima o mi marido se pensara que tenía a un ninja para cuando él estuviera dormido jajaja la recepcionista aún debe estar riéndose jajaja, resulta que cada vez que se abría la puerta saltaba una alarma en la sala de personal, de esa manera aparecían al segundo para dejarlo todo impoluto.
Tanto rollo y yo todavía sin contar que he preparado para éste festín tailandés!! Pues como siempre me documento buscando las mejores recetas, pero ésta vez no ha hecho falta, puesto que en mi casa no es la primera ni será la última vez que cocino comida tailandesa. Cuando estudiaba alemán en una escuela de Zürich, conocí a un grupo de personas fantástica, y entre ellas había una encantadora y risueña tailandesa que me enseñó un montón de recetas. Ella siempre molía las especies para crear su propio curry, y cuando tengo tiempo también lo hago, pero no siempre se encuentran los ingredientes necesarios para elaborar el genuino, por ello ésta vez me he ido a lo fácil y también para facilitaros la tarea,  hoy en día es facilísimo encontrar en cualquier supermercado con cara y ojos que disponga de productos internacionales, estos envases de cristal con curry verde, rojo o amarillo para preparar comida tailandesa. Para empezar un aperitivo con una deliciosa salsa de mango, una maravillosa ensalada de frutas con gambas,  continuamos con una sopa con verdura tailandesa  y  como plato principal un curry de pollo. De postre una receta que ya tenía publicada, una terrina de coco y mango. Menú completo!! No os perdáis las recetas de mis queridas cookings: Núria, Lourdes, Ly, MJose, Mercè y Rosa!!!



CRUJIENTES DE POLLO AL COCO CON SALSA DE MANGO





INGREDIENTES

* 2 pechugas de pollo
* 1/2 taza de harina
* 2 huevos
* 100g de coco rallado
* 1/2 cucharadita de pimentón picante
* 1/2 cucharadita de curry en polvo
* sal, pimienta




Salsa de Mango

* 1/2 taza de mayonesa
* 1/2 taza de mango
* 2 cucharadas de cilantro fresco
* 1 cucharada de miel
* una pizca de curry en polvo
* la punta del cuchillo de Sriracha ( salsa picante, es opcional)
* 1/2 cucharadita de zumo de limón

ELABORACIÓN





1. Cortar la pechuga en tiras y marinarlas con el curry, sal, pimienta, cayena o pimentón picante. Reservar.
2. En un bol batir los huevos, salpimentar, preparar otro bol con la harina y un tercero con el coco rallado. Ir pasando las tiras de pollo por la harina, el huevo y por último por el coco. Freír en abundante aceite a una temperatura de 180°C. Una vez fritos, dejar drenar el exceso de aceite sobre papel absorbente.
3. Salsa: Colocar todos los ingredientes en un vaso y batir con el pimer hasta obtener una crema.
Puede mantenerse en la nevera hasta un máximo de dos días.


YUM POLAMAI RUAM, GOONG - ENSALADA DE FRUTAS CON GAMBAS





INGREDIENTES

*400g gambas
* media piña
* 1 manzana
* 1 zanahoria grande
* uvas
* 1 naranja
* 1 pomelo
* medio melón
* 1 mango
* un puñado de hojas de menta y otro de perejil
* 2 dientes de ajo fritos
* 1 cucharadita de escamas de chile ( o un chile fresco)
* 1 cucharadita de salsa de soja
* 1 cucharadita de salsa de pescado
* 2 cucharaditas de zumo de lima
* 1/2 cucharadita de azúcar de caña
* 1 cucharada de coco rallado
* 2 cucharadas de cacahuetes tostados

ELABORACIÓN





1. Pelar y retirar la vena de las gambas, freírlas hasta que cambien de color. Reservar.
2. Trocear toda la fruta, unir el coco rallado, los cacahuetes y el chile fresco
3. Hacer la vinagreta con el zumo de limón, salsa de soja, salsa de pescado, azúcar, el ajo y las escamas de chile, unir a la fruta y las hierbas picadas, mezclar bien.


TOM YAM GAI - SOPA DE VERDURAS ASIÁTICAS



INGREDIENTES

* 8 judías largas asiáticas
* 6 okras
* 6 mazorcas de maíz babys
* 4 berenjenas asiáticas
* 6 hojas de limón kaffir
* 1 rama de citronella
* 4 chiles frescos
* 1 ramillete de cilantro fresco
* 6 láminas de  jengibre
* 2 cucharadas de aceite de cacahuete




* 1 cebolleta
* 2 cucharadas de curry amarillo thai
* 1 cucharadita de pasta de chile ( opcional)
* 2 cucharaditas de azúcar
* 3 cucharaditas de salsa de pescado
* zumo de 1 lima
* 1 litro de caldo de ave
* 350g de gambas peladas

ELABORACIÓN




1. En una cazuela calentar el aceite de cacahuete y dorar la cebolla, las berenjenas, mazorcas, okras cortadas en rodajas, citronella y jengibre durante unos minutos. Unir las judías troceadas y la pasta de curry amarillo, remover bien para que se integren bien los ingredientes. Añadir el caldo, la salsa de pescado, las hojas de limón keffir troceadas en juliana y los chiles frescos. Dejar cocinar durante 10 minutos. Pasado el tiempo unir el azúcar, la pasta de chile y las gambas peladas  , dejar un par de  minutos más. Por último apagar el fuego y unir el zumo de lima y el cilantro picado. Servir con noodles o arroz hervido.


THAI CHICKEN CURRY



INGREDIENTES

* 2 chalotas
* 1 cebolla
* 1 pimiento rojo
* 3 tomates maduros
* 1 pimiento amarillo
* 3-4 cucharaditas de pasta de curry thai
* 400ml leche de coco
* 3 pechugas de pollo
* 20g hojas de cilantro fresco
* 1 cucharada de salsa de pescado
* 1 cucharadita de azúcar moreno
* zumo de media lima
* aceite vegetal
* 1 rama de citronella



ELABORACIÓN

1. Limpiar y trocear las verduras. En un wok o sartén grande saltear las verduras en el aceite vegetal durante 4-5 minutos. Retirar de la sartén y dorar en la misma las pechugas de pollo troceadas. Añadir el tomate troceado y las verduras salteadas previamente. Unir la pasta de de curry, remover bien hasta mezclar todos los ingredientes y unir la leche de coco, la rama de citronella, la salsa de pescado y el azúcar. Dejar cocer unos 10 minutos hasta que el pollo esté cocinado. Degustar para rectificar de sal y unir más pasta de curry según si nos gusta más picante.
Retirar del fuego y unir el zumo de lima y el cilantro picado. Servir con arroz basmati.

Bueno con esto y un bizcocho hasta la próxima entrada. Quizá para éstos días de fiesta estas recetas no sean las más adecuadas, pero en nada las torrijas, el bacalao y varios podrán dejarse para la próxima Semana Santa y renovar nuestro recetario con cualquiera de éstas fantásticas y tan internacionales recetas. Que os aproveche!!


miércoles, 2 de abril de 2014

Faves a la Catalana - Receta de Temporada!!

  

    Un signo de que la primavera está aquí es ver en los mercados esas habas frescas en los cestos!. Me entra un no sé qué en mi cuerpo que me encanta! La verdad es que este invierno ha sido un poco raro, lo que se dice frío no hemos pasado demasiado, cuatro días contados y encima casi sin nieve. Sólo ha salido malo cuando he tenido que salir de vacaciones, entonces sí que toda las calamidades meteorológicas se han manifestado con toda la mala leche que han podido. Ya lo he dicho, la próxima vez que salga no pienso decir ni una palabra, todo por escrito y sin mencionarlo, seguro que así conseguiré días soleados y temperaturas caribeñas. Llevo ya días liada en el jardín preparando mi huerto para futuras cosechas. Siiiiii, estoy preparando entradas para inaugurar mi nueva sección huerto urbano, pero dejar que crezca alguna cosilla, si no poner fotos de tierra como que no queda muy bien!. Ahora estoy liada con los semilleros, no pienso cometer los errores del pasado jajaja, ya os contaré en su momento que me pasó con la rebelión de las zanahorias! Mientras, me parecía que estaba bien poneros una de mis recetas favoritas. Seguro que en cada casa tienen su manera de prepararlas, y todas ellas son más que válidas, lo digo porque hace unas semanas mandé una receta a un programa de radio y la verdad es que me sentó un poco mal un comentario. Cuando uno vive lejos de casa, con las limitaciones que ello implica, e intenta hacer la cocina tradicional se encuentra con dos mil y un problemas. Suerte que yo siempre cuento con el factor contrabando de productos cerdícolas y mi gran arcón congelador que si no mi cocina de supervivencia sería un desastre auténtico. Por supuesto que hacer un mar y montaña con gambas de Palamós queda cien mil veces mejor que con langostino!! Es que si yo tuviera esas gambas hasta crudas me las comería y le daría la vuelta a la cabeza de tanto chuparla!! Es fácil hablar cuando a un golpe de mercado se pueden obtener la mejor materia prima yde proximidad  que se quiera. Aquí en Suiza, lo digo por quién no lo sabe y nos confunde con Suecia ( más de uno y de dos me ha dejado con la boca abierta por la poca geografía que conoce) no hay playa, vaya vaya. Lagos los que quieras, y todos maravillosos , preciosos y con un agua cristalina donde se puede distinguir hasta las bragas intimissimi de las percas que nadan por allí, pero lo que es fauna de agua salada  como que por aquí no hay. La única vez que he visto una gamba fresca en el supermercado miraba más para Cuenca que para Pamplona y lloraba sin parar, con esto os lo digo todo. Normalmente los pescados los traen aquí sin cabeza y sin espinas, vamos lo que viene siendo en filetes ( no les gusta a la clientela ver las cabezas! no me preguntéis porque no sabría qué contestaros), y los pocos que vienen enteros , a no ser que vayas el viernes son congelados dejados en el mostrador a primera hora para que se vayan descongelando. Y lo mismo pasa con los crustáceos, o están ya cocidos o los que traen crudos son sin  cabeza, aquí comprar gambas o langostinos enteros en misión imposible! Haber los hay, pero hay que buscar mucho, me siento como cuando hay rebajas y es el primer día y una se ve en el fondo de una caja llena de sujetadores buscando el mejor mientras el resto de mujeres sólo ven de ti las piernas en el aire, que imagen tan bonita!! Pues esa soy yo pero en versión super y metida de lleno en los congeladores. Con esto lo que os quiero decir es que , todas las variaciones de ingredientes es más que válida, como dice Enrique del programa Cómetelo de Canal Sur, mundo libre, para gustos colores, que uséis los ingredientes que más os gusten o que encontréis y hacer esa receta que tanto os gusta o que os trae recuerdos da igual que estéis en Australia, Mozambique o Cachabamba del  Cuayaquil por decir un sitio al azar ( este último me lo acabo de inventar jajaja, que nadie se ponga a buscarlo eh?). Que no es perfecta porque no tiene ese ingrediente que justo le da el toque exquisito definitorio de la receta....pues dos piedras, se hará con lo más parecido y seguro que disfrutaremos de la misma manera o incluso más. Señores, en eso consiste la cocina de supervivencia!





     Mi receta de hoy la he podido hacer como Dios manda, o mejor, como mi madre me la enseñó, puesto que contaba con todos los ingredientes típicos de la zona, pero no sé cuantas veces más la podré repetir, me estoy quedando a dos velas!!!! Ahhhhhhhhhhh hace casi un año que no voy a casa y mi surtido de contrabando se está quedando a cero!!!! Y suerte de  las visitas que he tenido y mi hermana que  he ido reponiendo alguna que otra cosa!!! El viaje a Italia también ayudó, menos mal , porque aunque las cosas han cambiado mucho en los últimos años y cada vez es más fácil encontrar productos de allí, hay algunas cosas que son del todo imposibles, y yo, que queréis que os diga,  no me veo ahora  matando  cerdos en el jardín para conseguir una buena cansalada viada o unos chicharrones, me da que me podrían echar del país!! Si ya es a veces que cocino y envuelvo todo el pueblo con el olor de mis patatas a la riojana y me da miedo que llegue una patrulla y me ponga una multa por romper el equilibrio de belleza y limpieza del país, como para liarme con la elaboración de morcilla!! Seguiré tachando los días que me quedan para bajar a ya está.
Digo que no hay nada más entretenido que ponerse a pelar habas, a mi hija le chifla. Es un buen rato que pasamos las dos juntas en la cocina charlando mientras conseguimos estas perlas verdes. Así que ya sabéis, si queréis que vuestros hijos coman habas, ponerlos en la cocina y a charlar.
Espero que os gusten, a nosotros nos encanta!!

FAVES A LA CATALANA




INGREDIENTES

* 4kg habas frescas ( 500g habas desgranadas)
* 2 cebollas grandes
* 1 manojo de ajos frescos
* 4 tomates maduros grandes
* 200g cansalada viada ( panceta de cerdo)
* 1 butifarra negra
* 1/2 chorizo
* 2 hojas de laurel, rama de romero
* Manojo de menta
* 1 copa de vino tinto
* un hueso de jamón (opcional)



ELABORACIÓN

1. Desgranar las habas y lavar. Reservar.
2. En una cazuela de barro, dorar la cansalada ( panceta) cortada a dados. Una vez dorada unir la cebolla y los ajos picados junto a las hojas de laurel, la rama de romero y el hueso de jamón. Dejar rehogar unos minutos, unir el tomate troceado y pelado, dejar hacer el sofrito durante unos 10 minutos. Pasado el tiempo, unir la copa de vino y dejar otros 8 minutos más.
3. Unir a la cazuela las habas reservadas, la mitad de la menta,  salpimentar al gusto y cubrir con agua. Dejar cocer unos 30 minutos a fuego medio-bajo.





4. Transcurrido el tiempo, incorporar el chorizo y la butifarra cortada a trozos, dejar cocinar otros 15-20 minutos, sabréis que las habas están listas cuando éstas estén arrugadas y blanditas. En este momento y antes de servir incorporar el resto de la  menta.

Es el típico plato que está mejor de un día para otro. Que os aproveche!!


jueves, 27 de marzo de 2014

Pan Persa de Ibán Yarza y Al Olor del Pan!!

  

    Cuantas veces he escuchado que no se hace pan en casa porque no se ha encontrado la harina adecuada!! O que no se han aclarado en el super con la variedad de harinas y han optado por comprar una barra y asegurarse la jugada!! Pues después de esta receta, siento decir a todos aquellos expertos en buscarse mil excusas, que con una simple harina se puede hacer un pan de los de quedar como auténticos magos panaderos. Hace un par de domingos vinieron a comer unos amigos, hacía un día espectacular, un sol alucinante y una temperatura de esas de estar en el jardín con manga corta, así que pensé que cocinar una paella fuera estaría genial, y mientras se cocinaba puse un par de cosas para picar. Estos panes persas desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos! Los acompañé con dos salsas para mojar, un caviar de berenjenas y una salsa tzatziki ( ellos son griegos y tonta de mí no caí hasta que los tuve delante, jajaja, que presión y que estrés , suerte que me dijeron que estaba perfecta que si no....). Hasta mi hija que de todas estas cosas huye como si se tratase de la peste, estuvo enganchada con pegamento extra fuerte a la mesa al lado de los panes vigilando cuanto cogía cada uno para no quedarse sin una miga. El comentario general fue lo maravillosamente  crujiente que estaba en su exterior junto con el sabor tan extraordinario que ofrecían las semillas  y la jugosidad de su miga. Como siempre, se fueron de casa con un tupper lleno de arroz y la receta del pan para hacerla en su casa. Si es que siempre digo lo mismo, hacer pan en casa es muy fácil, hay que perder el miedo y lanzarse a amasar sin parar. No hay nada más gustoso que meter los dedos en la masa y luego ver esas marcas tan bonitas en el pan al sacarlo del horno. Y os digo otra cosa, si tenéis peques alrededor, es una de las manualidades más gustosas que hay. Es muy probable que si se pasan amasando luego no haya dentadura que pueda mordisquearlo, pero para eso estamos nosotros, les damos un trozo de masa para que se lo pasen pipa y reservamos una pequeña cantidad  de panes para que los decoren ellos sin darles tiempo a meter demasiado las zarpas y enseguida meterlos en el horno. Luego es que se comen hasta el papel de horno!





    Esta es la de esas recetas que son perfectas para iniciarse en el mundo panil. No hay que preocuparse demasiado si sube mucho o poco, al ser un pan plano el volumen no es importante. En cuanto a los aromáticos podéis decidir vosotros que os gusta más, Ibán utiliza ajenuz ( un semilla típica de Oriente Medio), pero no os agobiéis si no la encontráis, con sésamo y hierbas secas también queda la mar de bueno. No sé si os lo he confesado alguna vez, pero mi mayor sueño es trabajar en un obrador de pan. Es una de las profesiones más agradecidas según mi humilde opinión, con cuatro ingredientes  se forma el mejor alimento del mundo mundial. Pero por otra parte estoy segura que cuando llevara dos días levantándome a las tres de la madrugada no estaría tan contenta, jajaja, pero todo requiere su sacrificio. Lo malo es que hoy en día hay pocos obradores abiertos, de esos de hacer pan a diario, cajones de levado, hornos de los buenos...lo que viene siendo un obrador a la antigua usanza. En ocasiones veo reportajes sobre fogones tradicionales y me da una gran envidia ver a esas mujeres que se reunían una vez a la semana para amasar, y hornear juntas, luego aprovechaban el calor del horno para preparar empanadas, hornazos y algún que otro bizcocho, sobaos o magdalenas...se me hace la boca agua jajajaja, mientras cotilleaban , se ponían  al día y cantaban canciones...bueno, de ésto último no sé yo si nos pondríamos de acuerdo jajaja, las jotas no me salen muy bien, yo soy más de Beyoncè o Madeleine Peyroux, Emili Sandé, Adele... Si es que yo lo tengo claro, lo que debería hacer es tener una casa rural en cualquiera de esos pueblos semi abandonados  y cocinar y preparar todo tipo  de panes y dulces para ofrecer grandes desayunos a los comensales. De ilusión también se vive no?? Vendríais?? jajaja!!!
Venga, vamos a dejar de soñar, ya  no me queda más que pediros que visitéis a mi querida amiga Paula, seguro que sus panes persas le han quedado a las mil maravillas!


INGREDIENTES





Masa vieja o Madre de levadura

* 125g harina blanca de repostería
* 75g agua
* 1,5g de levadura fresca de panadero ( 0,5g de levadura seca)

Masa

* 200g masa madre de levadura
* 350g harina blanca de repostería
* 150g sémola de trigo duro
* 300-310g agua

Decoración

* 10g sal
* 1 cucharada de  harina blanca
* 1 vaso de agua
* sésamo blanco, negro, ajenuz ( nigella sativa o kalonji), hierbas aromáticas secas...

ELABORACIÓN




1. El día anterior mezclar los ingredientes de la masa vieja y forma una bola, colocarla en un bote hermético y dejarla en el frigorífico hasta el día siguiente ( aunque la masa en estas condiciones aguanta en el frigo hasta 4 días). En el caso de no querer esperar tantas horas, podéis dejarla fermentar entre 3-4 horas a temperatura ambiente.

2. Crear la masa: mezclar todos los ingredientes incluida la masa vieja preparada el día anterior. Déjala reposar 5 minutos y amasa plegando la masa sobre si misma y haciéndola rodar por la mesa durante 8-10 minutos hasta conseguir una masa suave y sedosa. Coloca la masa en un bol untado con aceite ligeramente, tapar y dejar levar 1 hora y media.

3. Transcurrido el tiempo dividir la masa en dos piezas iguales, estirarlas hasta formar una lengua de unos 40cm de largo y de 1cm de grosor. Cubrir con un trapo limpio y seco y dejar que fermenten hasta alcanzar unos 2cm de grosor.

4. Mientras preparar el glaseado, disolver la cucharada de harina en el vaso de agua y dejar hervir durante 1 minuto, reservar.
Una vez fermentados los panes, esparce tres o cuatro cucharadas del glaseado en cada uno y con las yemas de los dedos ir haciendo surcos a lo largo de los panes, llegando a tocar la bandeja a través de la masa. Repetir los surcos de forma paralela dejando una separación de un par de centímetros. Esparcir las semillas y hornear a 250°C durante 10 minutos o hasta dorar.

Como merienda con un poco de queso fresco de untar, como acompañamiento a unas brochetas hechas en la barbacoa, mojado en salsas o a palo seco, os puedo asegurar que está la mar de bueno. Que os aproveche!

lunes, 17 de marzo de 2014

La Gran "O", o el cronut y las Cooking Challenge!!

  

   Parece ser que no se puede llamar a las cosas por su nombre porque son  marca registrada...bueno..pues a grandes males grandes remedios. Para mí los Cronuts ( ups! se me ha escapado el nombre innombrable!) son los buñuelos de toda la vida pero con agujero en el centro y decorados para poder soplarte 5 dólares por pieza sin tener remordimientos de conciencia. Ahora, os digo una cosa, la culpa la tienen todos estos que hacen colas interminables en esa pastelería de NY para comer una de estas grandes bolas calóricas, es que somos como ovejas siguiendo al perro guía  para poder decir que estamos a la moda!. Hay que decir que  buenos están, eso no lo puede negar nadie, pero tampoco hay que pasarse, dónde se ponga un bocata de jamón que se quite lo demás. Yo creo que hablo así porque se supone que tengo que estar a dieta y viendo estas fotos me entran los antojos y todo lo conseguido se va a tomar por saco. Hice los buñuelos estos americanos  hace más de un mes ya pensando en ir eliminando tentaciones, pero ha sido verlos de nuevo y me he ido derecha al armario de las galletas para quitarme la angustia...si es que soy de carne débil!! En fin, mañana caminaré dos horas y ya está. Además que apetece un montón  y es la excusa perfecta para salir a la calle y disfrutar de este  maravilloso tiempo que estamos teniendo. Parece mentira la alegría que da ver el sol tantos días seguidos, a mí me carga las pilas y me da energía para hacer dos mil cosas.



  

   Ahora estoy liada con el jardín. Después del largo invierno ( que éste ha sido de lo más ligero que recuerdo, tan sólo un par de nevadas y poca cosa más) toca ponerse con los planteles y con las semillas. En casa es como un gran acontecimiento, a la que me ven con los guantes de jardín ya se ponen todos a pensar en la de tomates, lechugas, zanahorias y verduras varias que disfrutarán.  Mi hija come fatal, además hace una semana ha sufrido una gripe intestinal que la ha dejado por los suelos y ahora no hay manera que quiera comer, dice que no quiere volver a pasarlo tan mal. Por una parte la entiendo, pero es que como no ponga peso en nada me la veo ingresada! Así que la mejor forma para involucrarla en el mundo de la comida es que me ayude en la plantación, recogida y posterior elaboración de las recetas. Así que nos tenéis que ver en la cocina pelando habas, preparando abono casero para las plantas, quitando malas hierbas y mirando revistas de cocina dejándola elegir recetillas. Os soy sincera, meterme en el jardín me encanta, es que me pasaría las horas allí trasteando, el problema viene después jajajaja, es que me quedo como un cuatro y no hay manera de enderezarme. Pero tiene sus ventajas , no hay euro perdido y solito en el suelo que no vea en esa posición! Ahora estoy liada preparando un huerto vertical, en nada estrenaré sección en el blog para haber si consigo que os entre el gusanillo de montar vuestro propio huerto en casa. No se necesita tener un gran espacio para poder disfrutar de vuestra propia cosecha, tan sólo unas cuantas horas de sol, una buena tierra, semillas de calidad y ganas de comer ensaladas naturales con productos plantados y mimados por vosotros mismos.


 

   Vamos a dejar lo sano para otras entradas y vamos a centrarnos en esta bomba de calorías que traigo hoy al blog. Por qué será que todo lo que está bueno tiene tropecientas mil millones de calorías? Son los misterios de la vida...mira tú como son las cosas , las coles de bruselas tienen tan solo una cuarta parte  y encima te producen gases pero te las recomiendan los doctores porque son ricas en vitaminas C,E y A y encima son antioxidantes! Pero quién es el guapo que las prepara para la familia sin obtener a cambio una retahíla de dolores repentinos de barriga y de carreras para irse a la cama antes de tiempo para descansar bien?? Eso nunca pasaría si los donuts, cronuts y todas esas guarrerías varias tuvieran tantas propiedades. La naturaleza es así de caprichosa.
Lo engorroso de ésta receta es la preparación, es tan sencillo, o no, como preparar masa de hojaldre. Navegando por la red, encontré esta receta en una web americana que me pareció más fácil que otras que había leído. Y si con ésta solución aún encontráis que es un rollo liarse a preparar la masa, os doy gratis y porque soy así de generosa , un plan B. Es tan simple  como comprar buena masa de hojaldre, pintarla bien con una buena mantequilla, doblarla en cuatro, pasar el rodillo y  dejarla reposar en la nevera, darles la forma y freír. Es la salida que les propuse a mis queridas cookings por si el primer intento o la falta de tiempo les jugaba una mala pasada. Seguro que os preguntaréis si hay diferencia.... Pues para ser sincera...pocas. Hice la prueba con unos amigos y con mi familia y nadie me supo decir cuáles eran mejores. Supongo que fue por el glaseado que al ser el mismo en las dos preparaciones enmascaró el resultado y los igualó.
Sabéis eso que dicen que uno en su vida debe tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro? Pues en esta lista debería incluirse hacer pan en casa y hacer tu propia masa de hojaldre jajajajaja. En serio,  es la mar de gustoso hacer masas en casa. Todo el estrés se va al amasar, si estás muy cabreada o el día no ha sido muy bueno es genial tener algo que tirar contra la encimera o machacar con el rodillo jajaja, nadie sale malherido y una se queda la mar de bien. Yo practico masa de pan-boxing y sin pagar ni un duro en el gimnasio!!! Luego les preguntaré a mis cookings si también han practicado éste sano deporte en sus cocinas mientras creaban estos deliciosos cronuts! Pasar a verlas y no saldréis desilusionados : Ly, Lourdes, Núria, Mercè, Rosa y MJose.


LA GRAN "O" O CRONUTS

INGREDIENTES




* 60ml leche

* 65ml agua templada

* 6g levadura seca

* 150g mantequilla fría

* 125g harina blanca

* 125g harina de fuerza

* 30g azúcar

* 1/2 cucharadita de sal

* azúcar de vainilla

* crema pastelera

* azúcar glass

* 1 limón, colorantes y azúcares decorativos


ELABORACIÓN




1. Mezclar en un bol el agua, la leche y la levadura. Reservar

2. En un robot de cocina mezclar las harinas y la mantequilla fría hasta que se forme una masa con aspecto de migas con trozos medianos de mantequilla en su interior ( no hay que desintegrarla completamente). Unir el azúcar y la sal  e introducir en el bol con los líquidos. Formar una masa, cubrir con papel film y dejar reposar 2 horas en la nevera.

3. Una vez fría, estirar la masa sobre la superficie de trabajo bien enharinada dejándola de un grosor de 1cm dándola forma rectangular el doble de largo que de ancho. Doblar la masa un tercio hasta la mitad y el otro tercio encima ( como se puede ver en las fotos). Girar la masa 90° y repetir el proceso de estirado y doblado  2 veces más. Cubrir con papel film y de nuevo a la nevera como mínimo 4 horas o incluso toda la noche.





4. Estirar la masa dejando un grosor de 1cm, usar dos cortadores ( uno más grande y otro más pequeño para el agujero central) para darles la forma de donuts, dejar reposar a temperatura ambiente cubiertos con un trapo limpio durante 1 hora.



5. Freír en aceite 2 o 3 cronuts como máximo   en cada tanda a unos 170° durante  dos minutos por cada lado hasta que se hinchen y estén dorados. Drenar sobre papel de cocina y pasar aún calientes por azúcar de vainilla. Inyectar con una jeringa o con un biberón la crema pastelera. Crear una glasa con el azúcar glass y el zumo de limón y los colorantes y decorar a vuestro gusto.



   Hay que plantearse esta receta como cuando decides preparar garbanzos para el día siguiente, si o si debes ponerlos en remojo, pues con esto más o menos, mejor dejar la masa lista el día antes. No es difícil y si no os apetece hacer estos donuts fritos, podéis hacer croissants o napolitanas rellenas de chocolate y al horno. Es una masa multiusos. Que os aproveche!!

martes, 11 de marzo de 2014

Torta Sbrisolona y el Lago Como

  

   No hay nada en el mundo como tener vacaciones,  encontrar un lugar tranquilo, a ser posible no demasiado alejado de casa, con buena gastronomía ( y luego me quejo de si tengo que perder peso pero no hago otra cosa que pensar en la comida!), gente encantadora, buena compañía y si no es pedir demasiado grandes vistas y paisajes , y a disfrutar de unos días de relax. No tengo grandes problemas, los justos y necesarios, los comunes vamos, de salud estamos con los típicos achaques de  la edad ( que no son muchos jajaja, doy pistas, no llevo bastón ni dentadura postiza!), un hijo en edad pre-adolescente con lo que ello implica, una hija que es feliz incluso cuando está enferma y un marido maravilloso  con un buen trabajo aunque no en el lugar adecuado. Esto es justo lo que hace que no sea feliz del todo. Ya son muchos años los que llevamos dando vueltas por el mundo y que queréis que os diga, es cansino como lo que más. Comprendo que no es un problemón, pero para todos aquellos que debido a la crisis han tenido que abandonar su país, familia, amigos para buscarse la vida, estoy segura que me entienden a la perfección. Yo creo que lo que me pasa es que ya son muchos meses sin poder respirar los aires barceloneses, que no creo que sean más sanos que los que respiro por aquí, pero..que queréis, a mi me huelen a gloria bendita. Por ello a la mínima que podemos, y siempre que el bolsillo lo permita, aprovechamos para coger el coche y salir de aquí para escuchar otros idiomas, ver otras culturas y porque no,  acercarnos a la Bella Italia. La tenemos a un tiro de piedra, al igual que Austria, Alemania, Francia...y anda que no hay lugares fantásticos que visitar!



 

   Un buen ejemplo es el Lago Como, lo tiene todo para disfrutar de unas buenas vacaciones, bueno...todo siempre y cuando vayáis en época alta, porque fuera de temporada está muertito muertito!. Todo estaba cerrado, restaurantes, tiendas, museos... menos mal que el lago lo dejan y no lo cierran bajo llave jajaja, pero incluso el servicio de ferrys es limitado para pasar de una parte a otra del lago. Lo cierto es que al principio me sentí un poco decepcionada porque tenía un plan genial de visitas y recorridos, había pasado unos días buscando todo tipo de información por internet y en ningún lugar indicaba que estuviera cerrado, pero incluso con ello, me encantó pasar esos días recorriendo esas carreteras y disfrutando de las bellas vistas. Ha sido un primer contacto que no tardará en repetirse, de eso estoy segura. Lo único malo, que tampoco y que me transportó a casa, fue el caos de un domingo de buen tiempo en Italia. Que de domingueros sueltos ! Entre que la carretera costera que bordea el lago es estrecha a más no poder, que las casas tienen la puerta de entrada tocando el micro arcén, gente, ciclistas haciendo su propio giro y los jóvenes italianos que son grandes pilotos que parece que se están entrenando para la carrera de Formula 1 del circuito de Monza y que tienen la mano pegada al claxon, es fácil que acabes cantando la traviatta y sufriendo un ataque de ansiedad. Mi marido no se altera con nada, nunca, todo lo contrario que yo, pero incluso con eso, allí en esa carretera vi unas cuantas gotas de sudor que le recorrían la frente. Imaginar si era estrecha que podías llamar al timbre de las casas sin bajarte del coche, o incluso cogerle la cerveza y las aceitunas al hombre que estaba tomando el aperitivo en una mesa pegada al arcén! Pues en ese caos decidimos salir de la carretera principal y sin quererlo ni beberlo nos plantamos delante de la casa de George Clooney! El no estaba jajajaja mecachis! Si hubiera estado mi marido pretendía llamar al timbre porque con el estrés le entró un apretón jajajajaja, y éste es capaz de hacerlo, y yo me hubiera muerto de vergüenza!


 
   Dejemos al actor ausente y centrémonos en la gastronomía Lombarda. Quién no conoce el panettone, o el queso gorgonzola y el risotto? Pues todo ello típico de esta zona. No podemos olvidarnos de la polenta y del pescado del lago, lo mismo que de las carnes como el Ossobucco típico de Milán. Una de las sorpresas que nos deparó el viaje fue un pequeño restaurante que encontró mi amado por internet. La verdad es que nos costó encontrarlo, pero menuda maravilla de lugar! Fuimos dos días seguidos y disfrutamos como enanos. Es una trattoria con tan sólo 6 mesas, el chef y su mujer que sirve y atiende a la clientela. Y yo creo que es el secreto de su éxito, una carta con productos de temporada y cocina tradicional con un toque moderno y adaptado a los gustos actuales. Comí un postre que aún lo puedo saborear mhmmmmm, si es que salivo sólo de recordarlo. Después de la comida estuvimos charlando con esta maravillosa pareja y me dio las pistas para hacerlo en casa, de la harina de sarraceno, de los productos típicos, de la importancia de no olvidar y mantener las tradiciones...fue tan interesante! Estoy segura que mi marido volvería el sábado que viene al Lago para comer en ese restaurante! El postre en cuestión prometo ponerlo más adelante, pero mientras, os dejo con ésta torta Sbrisolona, una receta facilísima y la mar de resultona. Allí la comí rellena de mermelada y otra de nocilla, a cual más buena, pero hoy os traigo la básica, la sencilla, la tradicional.
Espero que os gusten las fotos y si no tenéis planes para iros de vacaciones os recomiendo la zona  encarecidamente.

TORTA SBRISOLONA




INGREDIENTES

* 200g harina blanca de trigo
* 200g harina amarilla de maíz
* 200g almendras
* 2 huevos
* ralladura de 1 limón
* 200g azúcar
* 100 g mantequilla
* 100g de manteca
* 1 cucharadita de esencia de vainilla



ELABORACIÓN

1. Pelamos la mitad de las almendras y la otra mitad la dejamos con la piel. Picarlas groseramente  ( se pueden dejar alguna entera para decorar la torta).
2. En un bol mezclar las harinas y el azúcar, formar un hueco en el centro e ir añadiendo los huevos, la ralladura, el licor y la esencia y las grasas. Mezclar hasta formar unas migas. En un molde redondo ( son perfectos esos de aluminio bajitos) ir esparciendo esas migas, apretar ligeramente para acomodarlas en el molde. Hornear a 180°C durante 1 hora. Si se tuesta en exceso cubrirla con papel de aluminio.
 

 

   Como anotación os comento que he encontrado algunas recetas que incluían licor de amaretto, una simple cucharadita pero yo no la he utilizado porque no me gusta nada éste licor, pero para gustos colores, así que os lo dejo a vuestra elección, yo creo que de esta manera se aprecia muchísimo más el sabor de las almendras y no queda tan fuerte. Como veis es una receta sencilla que admite cualquier relleno antes de hornearla aunque así tal cual está buenísima. Que os aproveche!

jueves, 27 de febrero de 2014

Pizza Miss Italia de Ibán Yarza y Al Olor del Pan!

  

    Vamos a exprimir el libro de las recetas de Ibán Yarza! Ya llevamos una cuantas y la verdad es que no nos cansamos. Sus recetas son infalibles, no hay posibilidad de error , y eso, pues que queráis que os diga, a mí me gusta. No hay cosa que me de más rabia que probar recetas de algún libro e ir descubriendo errores sin parar, a quién le reclamo entonces? Para empezar el bizcocho o lo que sea que ha salido una  birria acaba en la basura y entonces...quién me devuelve el dinero de los ingredientes que he tenido que tirar y el tiempo invertido? Y para mí lo peor, la ilusión que le pone uno para luego ver un fiasco delante suyo...así cualquiera saca un libro! A mí se me caería la cara de vergüenza recibir e-mails o críticas sobre recetas que haya publicado y que no he comprobado su resultado. Vamos a ver, un error lo puede tener cualquiera, e imagino que en cuestión de editoriales y de publicaciones dónde la información pasa por varias manos, lo más normal es que algún dato pueda bailar la conga un poco, pero para ello están los que revisan e incluso el propio escritor debe repasar para no quedar como el betún más adelante. Seguro que Ken Follet revisa su obra antes de dar el visto bueno no sea que le cambien el final! Pues en un libro de cocina con más motivo, hay datos que uno puede deducir que la cosa no cuadra, pero un principiante que comienza por ejemplo en el mundo del pan y que pilla sin querer un desastre de libro, me puedo imaginar que no volverá a crear un simple panecillo en su vida. Además suele pasar que cuando algo no te sale bien muchas veces uno pierde la paciencia y las ganas y lo deja por imposible fastidiando cualquier motivación. Pues eso jamás de los jamases os puede pasar con el libro de Ibán Yarza o el de Daniel Jordà, os lo juro por Snoopy!( si esto lo decías en el cole tenía muchísimo valor jajaja).
   A lo que iba, que para un principiante del mundo panil, la receta de hoy le va que ni pintada, uno casi ni se mancha las manos por mucha harina que haya implicada. Esta es de esas masas de pan que casi ni se manipulan y pueden quedarse hasta 4 días en la nevera generando sabores, olores y azúcares para poder disfrutar de unas pizzas de lujo. Sólo os digo que mi hija que sólo tiene 7 años la prepara, la amasa y luego la monta hasta que llega el momento horno que entonces ya le pongo freno no sea que tenga que sacar el uniforme de enfermera del armario para hacer las primeras curas! Todos hemos comido pizzas, algunas más buenas  que otras eso está claro, pero seguro que estaréis de acuerdo conmigo que el secreto de una deliciosa reside en la masa. Da igual que os guste más una masa fina y crujiente, o aquellas gruesas y esponjosas...si la masa es buena os va a gustar si o si. Pues ésta es de esas que no falla. Una vez tenemos la base ya da igual lo que le pongas encima, seguro que va a ser un éxito. La mejor pizza que he comido en mi vida fue en Positano, un pueblecito de la Costa Amalfitana que me recordaba constantemente al Cadaquès de mis amores ( si vais a Catalunya hacerme el favor de ir a éste maravilloso rincón de la Costa Brava!). Ya lo dicen que Nápoles es la cuna de las pizzas, pues les tengo que dar la razón porque hacen maravillas y finales felices pizzeros con sólo cuatro ingredientes. Yo os voy a dejar la receta de una base de lujo y os dejo a libre elección los toppings que más os gusten...éste finde podréis disfrutar degustando una pizza casera viendo el fútbol, una peli o simplemente para compartirlas con la familia, los amigos....
Para celebrar el día de los enamorados ( que cómo yo lo estoy siempre lo celebro todos los días jajaja) fuimos con mis hijos a un restaurante italiano  aquí en Zürich y me pusieron ésta Miss Italia que me encantó, aunque el camarero cuando me la puso delante me dijo que era para Miss Barcelona jajaja  había descubierto de dónde venía por el acento de mi voz!! Eso o quería ligar conmigo jajajaja.  
  No os olvidéis de mi amiga Paula, seguro que ha preparado unas pizzas alucinantes!





INGREDIENTES PARA 3 BASES DE PIZZA

* 525g harina panificable
* 340g agua
* 20g aceite de oliva
* 11g sal
* 5g levadura fresca ( 1,5g levadura seca de panadero)

Relleno

* Salsa de tomate
* Queso cabra
* Mermelada de pimientos
* Jamón ibérico 
* Lechugas variadas ( rúcula, canónigos...)
* Queso parmesano
* Aceite de trufa

ELABORACIÓN

1. Disolver la levadura en el agua, incorporar el resto de los ingredientes al bol y mezclarlo con la mano, obtendremos una masa pegajosa. Dejar reposar 15 minutos en el mismo bol , transcurrido el tiempo pasarla a la superficie de trabajo ligeramente enharinada y pliégala sobre sí misma. Dejar de nuevo que repose 5 minutos y dividirla en tres porciones de 300g cada una. Forma una bola con cada una de ellas y guárdalas en tres tuppers untados con aceite, taparlas y dejarlas en la nevera hasta un máximo de 4 días.




2. Pre calentar el horno a 250°C. Con cuidado retirar la masa del tupper y colocarla sobre la mesa de trabajo. Aplastarla con la yema de los dedos, empezando por la parte más cercana a ti y dirigiéndote hacia delante, repite esta operación un par de ocasiones hasta conseguir que la masa mida unos 15cm de diámetro. Sigue estirándola dándole forma redondeada asegurándote que hay harina en la mesa para evitar que se pueda pegar. Una vez formada,  colocarla sobre papel de horno e ir acomodando  los ingredientes que más os gusten, por ejemplo la salsa de tomate en la base, encima porciones de queso de cabra, la mermelada de pimientos...Cuando el horno tenga la temperatura indicada, meter la pizza sobre la base del horno y dejarla unos 3 minutos , cuando empiece a dorarse, colocarla sobre una bandeja de horno y dejarla bajo el grill a máxima potencia durante 2 minutos más.
3. Una vez fuera del horno, colocar el jamón, las lechugas, el queso parmesano y el aceite de trufa.


   Ahora os toca a vosotros jugar con los ingredientes y crear por ejemplo una pizza con los bordes rellenos de queso o dejarla más gruesa y disfrutar de una base más esponjosa estilo americana. Que os aproveche!!


Related Posts with Thumbnails