domingo, 30 de agosto de 2009

Partybrot

Ya lo he dicho en varias ocasiones, me encanta hacer pan en casa, trabajar la masa y comprobar que cada vez, se comporta como le da la gana. En función de la humedad, el calor que haga y el tipo de harina, el pan sube de una u otra forma. Esa es la magia de la cocina, nunca sabes como te va a quedar el pan. El sabor es espectacular, es crujiente como ninguno, y lo mejor, lo hemos hecho nosotros y sabemos con exactitud que nos llevamos a la boca. Esta forma de presentar el pan es muy bonita, a la par que práctica, ya que cada persona toma un bollito sin necesidad de cortar, además puede elegir entre los bañados en pipas, semillas de amapola o sin nada... a ver quién "pilla" primero,jaja. En fin, que espero que os guste.

INGREDIENTES

*500g harina integral

*500g harina blanca de fuerza

*1 cucharada de sal

*1 cucharada de miel

*42 gr de levadura de panadero fresca

*500ml de agualeche ( es decir 250ml de leche y 250ml de agua)

* semillas de amapola, sésamo, pipas...

ELABORACION

1. Para comprobar la efectividad de la levadura, deshacerla en un bol con una cucharada de azúcar , una cucharada de harina y un chorrito de agua templada. Dejar unos 10 minutos levar, si en éste tiempo no ha fermentado es que la levadura está muerta.

2. Mezclar las harinas, unir la sal, miel,levadura e ir incorporando la mezcla de agua y leche tibia hasta obtener una masa elástica y homogénea, una masa que se despegue de los dedos. Amasar por 8-10 minutos. Colocar sobre un bol y tapar con un paño limpio y seco en un lugar sin corrientes, hasta que doble el volumen.

3. Amasar de nuevo por espacio de un minuto para desgasificar la masa, y hacer porciones ( me salieron 12 bollitos). Amasarlos en forma de bollitos, pintar con agua y pasarlos por los boles llenos de semillas de amapola, sésamo, pipas para que se queden pegadas en la superficie ( yo pase tres panecillos por cada una de las semillas, y las últimas tres, espolvoree harina ). Colocar los panecillos bien juntos, haciendo una corona, intercalando en función de las semillas. El secreto es ponerlos bien juntos para que se queden pegados una vez horneados. Cubrir con un trapo limpio y seco y dejar levar unos 20 minutos a temperatura ambiente.

4. Hornear 10 minutos a 200ºC y luego bajar a 190ºC otros 25 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Es perfecto para una barbacoa, o un buffet, o una cena para picar, os aseguro que desaparecen rápido de la mesa y para muestra un botón, cuando quise hacer la foto, los de sésamo y alguno más ya había desaparecido,jaja ¡ Qué os aproveche!


jueves, 27 de agosto de 2009

Tarta Clafoties

El nombre de éste blog hace referencia a las cerezas, y vamos, que no es una casualidad, a parte de nacer en una tierra magnífica de donde proceden las mejores cerezas del mundo, además es que me encantan estos pequeños frutos que más de una se ha colgado como pendientes más de una vez en su vida. En mis dos embarazos, a parte de horchata fresca en pleno mes de enero, sólo se me antojaban cerezas, signo inequívoco de que estaba en estado de buena esperanza,jaja, yo ni predictor, ni análisis ni nada, yo antojo de cerezas. En fin, que de nuestra visita a las granjas, pues hicimos un gran acopio de esta fruta y claro salieron unas cuantas recetas, y ésta fue una de ellas. Nunca antes la había preparado y buscando recetas encontré ésta en el canal cocina. Es realmente buena, dulce en su justa medida , crujiente con esta masa quebrada y fantástica para compartir con amigos en una tarde con un buen café. Aquí hace tiempo que se acabó la temporada de cerezas, pero si por esas casualidades de la vida, aún encontráis en los mercados, no dudéis en hacerla, y si no hay fortuna en su hallazgo, pues a guardar la receta para la próxima temporada.

INGREDIENTES

Masa Sablé
*250g harina blanca de repostería

*60g azúcar glass

*1 huevo

*150g mantequilla

*40g almendra molida

*1 pizca de sal

Relleno

* 480g cerezas deshuesadas

*250ml leche

*125ml nata líquida

*4 huevos

*1/2 vaina de vainilla

*200g azúcar

* un chorrito de agua de azahar

ELABORACION

1. Tamizar la harina y mezclar con el azúcar glass, la almendra molida y la pizca de sal. Unir el huevo y la mantequilla en trocitos y fría e ir mezclando hasta obtener una masa que se despegue de las manos. Formamos una bola, la envolvemos en papel film y la reservamos en la nevera como mínimo 1 hora.

2. En un molde circular y desmontable en su base, forramos con la masa sablée y lo metemos de nuevo en la nevera mínimo 30 minutos, de ésta forma conseguiremos que esa diferencia de temperatura al introducir en el horno, evite que se contraiga la masa. Pinchamos su base, la cubrimos con papel sulfurizado y rellenamos con garbanzos secos, horneamos a 200ºC durante 8 minutos. Sacamos del horno y reservamos.

3. Limpiar, secar y deshuesar las cerezas. Colocarlas sobre la base horneada.

4. Mezclar la leche, nata, huevos, abrir la vainilla y sacar las semillas y mezclar con lo anterior, azúcar y el agua de azahar. Cubrir 3/4 partes del molde con la crema, meter en el horno y acabar de rellenar ( así nos evitamos que en el traslado al horno se derrame parte de la crema). Hornear a 190ªC 50 minutos.

En la receta original, no se horneaba la masa previamente, pero en mi humilde opinión, sino se hornea antes, se corre el riesgo que la masa no quede crujiente. Eso a gustos, así nos encantó y tuve el tiempo justo de hacer las fotos antes de que desapareciera de la mesa. ¡ Qué os aproveche!

martes, 25 de agosto de 2009

Wurstsalat

Aquí en Suiza si hay algo que hacen bien son las salchichas, las de comer me refiero,jaja, las encuentras de todos los tamaños posibles,mezcla de vacuno y cerdo, solo de cerdo, con unos sabores ahumados que te hacen salivar constantemente. Es típico pasear por las calles de las grandes ciudades y encontrarse con ventas de salchichas ya asadas, te las ponen en una bandejita con una rebanada de pan y al lado uno se pone la mostaza o el ketchup, y a comer!. En mi pueblo, para que nos vamos a engañar, muchas cosas de interés no tiene la verdad, bueno, rectifico, antes vivían nuestros amigos Cristina y Beat con su familia, a los que mando un beso enorme, pero desde que se fueron, sólo quedo yo que sí que soy de interés para mis amigos y familia,jaja, y el otro centro turístico es la carnicería. Viene gente de otros cantones a comprar, cara es un poco, pero tiene una calidad superior. Hacen una salsa casera para ensaladas que es una maravilla, y en mi afán por descubrir la receta, he recreado una para ésta ensalada alemana, aunque no es exactamente igual, no está nada mal. Esta ensalada es perfecta para ponerla como acompañamiento en una barbacoa, como cena o cuando queráis, porque si os gustan las salchichas y el queso, ésta es vuestra ensalada.

Ingredientes

* 6 salchichas wienerli ( frankfurt) cocidas

* 250gr queso Appenzell ( Gruyere, Emmental...)

* 6-7 pepinillos agridulces

* 1 yogurt natural

* 2 cucharadas soperas de mostaza

* 1 cucharada sopera de mayonesa

* un chorrito de vinagre( opcional)

* perejil fresco

*sal y pimienta

Elaboración

1. Cortar en rodajas las salchichas cocidas y los pepinillos, en bastoncitos el queso y mezclar.

2. En un bol colocar el yogurt, añadir la mostaza, mayonesa, el perejil picado y batir con unas barillas. Probar de sabor, si os gusta, unir un chorrito de vinagre y salpimentar. Esto es un poco a gustos, adaptarlo al gusto personal, en mi casa siempre hay que añadir un extra de mostaza y vinagre.

3. Aliñar la ensalada con la salsa y guardar en la nevera, fresquita está mucho mejor.

Para ser la segunda entrada después de las vacaciones no está nada mal, sencilla, fresca y buena. Mónica, lo prometido es deuda, y aquí tienes la ensalada. Acompañada de un buen pan caserito , ensalada completita. ¡ Qué os aproveche!

sábado, 22 de agosto de 2009

Pastel Frío de Piña

Se acabaron las vacaciones, todo vuelve a la normalidad, Marc en el colegio, mi marido al trabajo, Paula sorprendiéndose al encontrarse de nuevo con todos sus juguetes y yo... pues yo a continuar con mi blog, que para mí es un entretenimiento fantástico y me proporciona una gran satisfacción personal. Esta receta hace como 20 años que la hago,se que son muchos,jaja, más de uno ya está pensando, menuda ésta que mayor que es... pues pensar lo que queráis, yo me inicié en la cocina desde muy jovencita así que dejar de especular y ya en otro momento contaré mi edad, jaja. Me proporcionó la receta mi abuela Basi, a la que mando un besazo enorme desde aquí. Pertenecía a un club de mujeres mayores donde hacían manualidades, excursiones, cantaban y lo mejor cocinaban y recopilaban un sin fin de recetas para épocas señaladas del año. Luego las hacía para la familia y nos dejaba con la boca abierta de lo buenas que estaban. Esta es una de ellas, sencilla, fresquita, sabrosa y deliciosa. A parte de mi abuela, me gustaría compartir ésta receta con todas aquellas personas que he tenido el placer de conocer durante mis vacaciones, a toda la familia de Cal Maso en Hostafrancs, en especial a Roser y Ramón, Marc se acuerda muchísimo de Enric,Ramón, Francina y Martí; a Mónika y Jordi, del blog Las Recetas de Glutoniana, hablamos por los codos y nos reímos un rato; a la familia de El Boyal en Almajano ( Soria), creadores de los mejores productos lácteos que he comido en mi vida y una gente encantadora y a todo el clan de Almajano, en especial a la abuela Elena a quién mandamos un beso muy especial.


Ingredientes

* 1 lata de piña en su jugo ( 800g)

* 8 cucharadas de azúcar blanca

* 1 sobre de gelatina de limón

* 4 hojas de gelatina

* 250ml nata líquida para montar

* Caramelo líquido

Elaboración

1. En un vaso americano colocar las rodajas de piña, el azúcar y 1/3 del líquido de conservación de la piña. Triturar y unir la nata líquida. Reservar.

2. El jugo natural de la piña colocarlo en un cazo y llevar a ebullición. En cuanto rompa a hervir, retirar del fuego y unir el sobre de gelatina de limón, y las hojas de gelatina previamente hidratas en agua fría, remover hasta ligar el compuesto. Dejar templar solo un par de minutos.

3. Unir el líquido a la mezcla de piña y mezclar bien.

4. En un molde cubrir el fondo con el caramelo líquido y llenar con la crema de piña. Mantener en la nevera como mínimo 4 horas.

La receta original no llevaba las hojas de gelatina, pero después de años haciendo la receta, incorporarlas ayuda a mantener más firme el pastel. Más fácil imposible, apta para celiacos, fresca en estos días tan calurosos que estamos sufriendo, una merienda perfecta o un final de comida de los más refrescante. ¡ Qué os aproveche!

Related Posts with Thumbnails